Melissa Ivette Torres nació un 5 de Octubre en la ciudad de Chicago, Illinois. Primogénita de padres puertorriqueños David y Martha Torres. Creció en el norte de la ciudad junto a su hermana menor Amarylis en un hogar cristiano.

Melissa viene de una familia de ministros predicadores al igual músicos y salmistas. Desde muy corta edad manifestó su vocación musical. Una pequeña anécdota cuenta que 2 meses antes de cumplir sus tres años, durante un servicio en la iglesia, Melissa se ​acercó al pastor y le tendió la mano pidiendo el micrófono, ese día fue el comienzo de lo que Dios tenía reservado para ella, y los primeros pasos en su iglesia local como adoradora. En ocasiones su padre, quien por muchos años fue predicador, adorador y músico, le acompañaba en la guitarra. Su madre, quien también cantaba, la fue encaminando en el cántico.

En el año 2000 y a la edad de 18 años, Melissa grabó su primera producción “Para Adorarte”. Su segundo trabajo discográfico “Inevitable” se produjo en 2004. Para el 2009 y en medio de diversos obstáculos los cuales no la detuvieron, Melissa logra el lanzamiento su tercera producción titulada “Anhelo Oir.. La Voz” la cual incluye el afamado y conocido tema “Santo Jesus”. En el 2013 participó en una hermosa producción musical “Proyecto Viviré” junto a salmistas conocidos como: René González, Ricardo Rodriguez, Ingrid Rosario, Danny Berrios, Julissa y Anna Cano. “Proyecto Viviré” es dedicado a personas que sufren de cáncer.

Su nueva y cuarta producción “Para Mostrar Su Gloria” fue lanzado este año 2014. Hoy día, Melissa es una reconocida salmista internacional. Apreciada por muchos por su sencillez, amor y dedicación a Dios. Con frecuencia Melissa recibe testimonios de cómo su música a impactado corazones. Su música ha sido muy aceptada por miles, en la radio como la televisión en países tales como; El Salvador, México, Guatemala, Chile, Ecuador, República Dominicana, Costa Rica, Honduras, España, Puerto Rico y Estados Unidos.

Para el 2005 contrajo matrimonio con Abdiel Quiles que es un gran apoyo fundamental en el ministerio y convirtiéndose así en Melissa Quiles. En el 2010 Dios los bendijo con su primer hijo, Ian Abdiel. Melissa actualmente dedica su tiempo a su familia y ministerio.

A pesar de las grandes cosas que Dios continua haciendo en la vida y ministerio de Melissa, ella mantiene sus pies sobre la tierra porque reconoce que toda la gloria pertenece a Dios. Para ella es una delicia y honor poder adorarle con el mejor instrumento que Él le ha dado, su voz. Es el deseo de Melissa prosperar en lo que entiende es un llamado de Dios y a través de su voz, poder llegar a todo corazon necesitado.